Buzoneo, ¿por qué no pasa de moda?

Buzoneo

¿Y por qué habría de hacerlo? Eficaz, sencillo y económico (sobre todo desde la aparición del web-to-print de la imprenta online), el buzoneo sigue siendo un vehículo comercial e informativo de primera para un gran número de modelos de negocio. Si albergas dudas al respecto, abre tu buzón y compruébalo…

No creemos que haga mucha falta, pero vamos a darte unas cuantas razones que explican por qué el buzoneo es uno de los pocos clásicos que han sobrevivido desde los años ochenta sin que se le noten los años. Hemos dicho que es eficaz, sencillo y económico; ahora diremos que es bueno, bonito y barato.

El buzoneo es bueno

La función esencial del buzoneo es transmitir un mensaje, normalmente de tipo comercial y basado en contenidos prácticos, dándole una difusión lo más amplia posible. Su rango de acción suele ser local, lo que lo convierte en un recurso muy socorrido para los negocios de proximidad. Como el buzoneo cumple a la perfección con ese cometido, no cabe duda de que es eficaz.

Puede ser la apertura de una peluquería o la ampliación de servicios de una clínica veterinaria; la carta de un restaurante de comida rápida o la promoción del mes en una tienda de ultramarinos; el anuncio de un evento cultural de barrio o el cupón de descuento de un taller mecánico. Los ejemplos y casos de uso tienden a infinito.

Con una penetración capilar que no entiende de fronteras de edad, gusto o condición, y que para sí la quisieran los influencers con más seguidores, mediante el buzoneo estamos haciendo muy accesible la información que queremos que llegue, y la estamos poniendo en la mano, en la mesa, en el mostrador de un increíble número de clientes potenciales. Y no lo decimos por decir.

El buzoneo es bonito

El secreto de la belleza está en la sencillez, lo decía… bueno, alguien lo habrá dicho alguna vez. Y toda la razón que tiene. Porque, estaremos de acuerdo, no hace falta complicarse la vida con campañas sofisticadas si lo simple funciona. En la era de internet, además, las acciones de buzoneo son más sencillas que nunca, contribuyendo a optimizar esta forma de publicidad de calle. ¿Por qué?


Fácil. Solo tienes que imprimir folletos online, recibirlos en la dirección que te convenga, cargarlos en montones asequibles en las mochilas o carritos de tu ejército de buzoneadores y enviarlos a difundir la palabra (siempre respetando las preferencias de cada buzón, por aquello de “responsable la empresa anunciadora”) conforme a un estratégico plan de distribución geográfica.

Además, con los servicios de impresión en línea te facilitan la vida en otros sentidos. Puedes emplear tus propios diseños u otros predefinidos, ajustar tus preferencias en cuanto a formatos y materiales con unos pocos clics, visualizar el resultado antes de ordenar el pedido, obtener la factura automáticamente y sin posibilidad de error humano… Y sin renunciar a la garantía de experiencia del equipo de profesionales que está detrás, aunque tú no lo veas.

El buzoneo es barato

El éxito de una campaña de buzoneo se basa en la simplicidad del mensaje y su penetración, pero se sustenta sobre la cantidad: es necesario distribuir un gran volumen de ejemplares a lo largo y ancho de tu rango de acción, sea un barrio o una ciudad entera. Y aquí entra en juego el tercer factor, que en muchas ocasiones es el principal: obtienes un buen rendimiento por un precio muy ajustado.

Vamos a los números. Para hacernos una idea orientativa, y hablando de imprimir un flyer online digamos “estándar” (DIN A6, dos caras, papel estucado couché brillante, en cuatro colores) una tirada de unos 10.000 ejemplares puede costar aproximadamente unos 100 €. Que no está nada mal. Y por aquello de la economía de escala, una tirada de 500.000 unidades sale más o menos por unos 4000 €.

Incluso si optas por la impresión de dípticos, trípticos o folletos más contundentes (de hasta 16 caras), en formatos diferentes, con materiales más exclusivos o colores especiales, en el modelo web-to-print el precio sigue siendo bastante ajustado. Esto es así porque, aunque los materiales, el equipamiento y el equipo humano siguen siendo profesionales, se reducen otros costes (comercialización, organización operativa, costes fijos, etc.).

El buzoneo puede hacer mucho por ti

¿Por qué no utilizar cualquier herramienta a tu disposición para hacer crecer tu negocio? Sobre todo si es tan buena, bonita y barata como el buzoneo de flyers impresos online…

Entradas relacionadas